domingo, agosto 24, 2008

Yo les vengo a hablar del silencio.

Estrella Rítmica Amarilla
:: Armoniza y sé creativo, organiza y equilíbrate ::


Boomp3.com


Yo podría decirles mil cosas que pienso/imagino/siento. Podría estructurar a base de mucho esfuerzo un discurso y una postura. Podría incluso tratar de convencerlos.

Pero el silencio frente a la opción de una opinión o mejor dicho, un consejo, que no ha sido pedido, es el mejor consejo que puede ser dado/recibido.

Y es por esto que me he quedado callada. Diré lo que quiera decir, sí, eventualmente. Hablaré quizás como antes, aunque probablemente jamás vueva a hacerlo. Pero por ahora, hay cosas que no tengo por qué responder... nadie me las ha preguntado.

5 comentarios:

Colombina dijo...

Prometo prometo prometo -toda una presidenta-, contestaré cuanto antes todo msje escrito y dirigido hacia mi persona. Sobre todo al estimado Gallardo, que veo que sí me ha hecho ciertas preguntas. Por ende es hora de dar respuestas.

Kurukulla dijo...

Hola linda! pensé que ibas a cerrar el "boliche" como el otro *estimado*, que bueno y no es así.

Qué bueno es que continues dando una salida, un mensaje, un toque, para ti misma y para los otros(as) a través de tu palabra creativa.

Así nos podemos contar, de uno en una y saber que no somos tan diferentes, que conspiramos sobre el mismo planeta y que la esperanza se equilibra y se organiza en alguna parte de este gran universo.

Abraços!

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

estas en una cruzada contra la palabra.....leo en tus letras como le das la espalda a la palabra hablada...y la verdad, y siendo bastante sincero, es que me sumo a esta nueva aventura....comparto la incertidumbre (en casi la mayoria de las situaciones) entre hablar y no hablar...y creo que llego a la misma conclusión, que es la que decide mantener pegados los labios, y que estos sean abiertos solo de cuando en cuando para respirar....

creo que habia compartido esta frase contigo "habla solo cuando las palabras sean tan dulce como el silencio"....en fin, si fue asi, ahi esta de nuevo, para que no se olvide....ja...

las razones para mi introversión, que en el pasado casi me cuesta la vida y que ha generado el fin de muchas (por no escribir todas) mis relaciones de pareja, son fundamentalmente mi timidez y la creencia cierta de que la mayoria de las cosas que se hablan (por todo el mundo) carace de objetivos claros y una finalidad determinada (creo ser algo pragmatico, lamentablemente)....y las tuyas??...cuales son la razones que determinan tu silencio???....

en fin...saludos...y un placer leerte...abrazos...

bicho maldito dijo...

Retomaste el lío, Colomba?? Es lo que tiene tu boliche. Ve uno la puerta a medio abrir y luz en el 2º piso, entonces entra. A veces hay milonga y otras veces no. Era solo la luz que se le quedó encendida al último en salir. xD!!!

El silencio con cojones me gusta, aun viniendo de una señorita (jajj), y es que se requieren las mismas agallas para echar una buena puteada (aquella que tiene sustancia) que para callarse cuando todo mundo mete ruido.

Pero también está el lío de la página en blanco. Respeto a Bertoni por declarar que jamás se sienta frente a la máquina de escribir a menos que tenga algo que decir. Y además me gustó lo que leí en el blog de una amiga: "siempre esperaba hasta q se me ocurriera algo inteligente, pero entonces me cansé, mandé todo al carajo y ahora escribo sobre lo que me plazca". Ella también tiene cojones, debo decirlo. Ahora, el auténtico mérito es que salga algo bueno de lo que le plazca, porque aun para eso se requiere un mínimo de talento.

1 beso, odiosa. Luego te comento una. Por ahora, muy a mi placer y muy a tu pesar, te dejo nuevamente en ascuas.

your place or mine? xD!!!

Verònica dijo...

Derrepente pasan cosas y hablamos mucho y pensamos mucho y todo es demasiado, entonces, el silencio suele ser lo màs claro, una especie de comunicaciòn y lenguaje perfecto capaz de aquietar las ideas y aportar la luz necesaria. Por eso muchas veces me callo y recien al cerrar la boca empiezo a escucharme. Pasa si queres a visitarme, un beso.