miércoles, febrero 20, 2008

Música para cruzar la calle

Noche Eléctrica Azul
:: Sueña con tu abundancia, en el tono del servicio ::


La verdad me gusta viajar. Me gusta conocer, aunque no me agrada estar demasiado tiempo en la misma parte. Vengo llegando de otro lugar y necesito recargarme, dejar atrás muchas cosas y quizás aprender otras tantas.

Vengo llegando pero extrañamente no tengo casi nada que contar. Así, que mi comunicado se reduce a una canción.

Si pudiera decir algo visceral y de adentro sin vergüenza, diría todo esto -aún cuando sólo yo entienda qué quise decir-.


boomp3.com


Original por Joaquín Sabina;
versión de I. Serrano.


PD: En Pucón tocamos con un amigo en la plaza unas cuantas canciones que nos gustan. Ésta fue la más aprobada por el público, que nos retribuyó con algunas monedas...

domingo, febrero 10, 2008

Agua

Mago Resonante Blanco
:: Vive el momento, armonizando la atemporalidad ::




A un Mago Lunar.

Crea con tu magia lo que no puede existir si no hay ilusión; porque los dos sabemos que transformar la realidad, va en las manos del mago. Crea un lago donde yo estoy segura que de lanzarme a su orilla me hundiría, del peso que llevo y mejor dicho, cargo, pero me hundo feliz, porque esa agua sería mil veces más limpia y pura de lo que yo jamás seré y se llevaría consigo todo lo que me tiene apegada al piso.

Yo jamás volaría como tú, porque tú estás hecho para volar, pero yo podría aprender a nadar. Yo no podría vivir en el aire, mas mi cabeza siempre se sitúa en él. Pero quizás así entienda por qué todo tu ser vive etéreo y volátil.

Crea, porque esa misma agua que parece petróleo no es más que la ilusión de alguien que quiso dejar un testimonio tangible, para que todos los demás dejásemos de pensar y nos lanzáramos en su centro.

lunes, febrero 04, 2008

Mundo

Mano Cósmica Azul
:: Sana y realiza, preparándote para un nuevo propósito ::


boomp3.com


Aprovecha que hoy es verano, y está el aire caliente. Aprovecha porque así puedes cubrirte sólo con tu piel, o arremangarte la del otro, de cualquier otro que esté a tu lado. Quizás así olvides porqué te duele el pie y el codo; tomes el teléfono y disques a quien sientes que debes importunar; viajas al infierno para escuchar la voz del alma semi-perdida que te hace temblar. O tal vez te desintegres y vuelvas, y dejes de pensar, y dejes de sufrir, y dejes de morir tan dolorosamente, y vivas por fin una vida que se cuece a fuego lento.