martes, julio 07, 2009

Mil y un platos rotos

Me quedó siempre la duda si habrá sido la eternidad del viaje desde la playa lo que gatilló ese desgano entre los dos, o si estaba de mucho, mucho antes. Se veía venir al pisar la calle, esa otra calle y caminar a la casa. No había pan. No, cariño, no fue premeditado pero sí una buena excusa para no mirarte, no hablarte, siquiera sentirte.

No alcanzaste a sentarte cuando ya estabas partiendo con tus cosas, a vista y paciencia de mi yo atónita, sufrida y casi llorosa. Te hubiera pedido que te quedaras, pero sabes que mi orgullo no me lo permite. De un dejo de razón pensaste que quizás era mejor encararme y despedazarme a preguntas que no pudiese responder, y bien, mis únicas palabras hicieron el intento de respetar tu libre albedrío. ¿No era eso lo que amabas de mí? Comprendí que estabas tan inquieto como yo, que eras tan humano como yo y que tu carne se estremecía por dentro tanto como la mía, en un arroyo violento y amargo de lágrimas que no querían salir.

Eventualmente cualquiera de los dos asumiría sus errores infantiles y callaría primero, se disculparía después. Apreté ese cojín como nunca tratando de vaticinar un final feliz; porque de alguna forma ambos estábamos tan egoístamente cegados que sería un dolor punzante en el pecho decir adiós. Para ser honesta no recuerdo el momento donde dejamos ir la rabia y los malos entendidos, quizás fue el agua caliente y la ropa limpia y sin arena; quizás nunca sentimos rabia realmente. Sólo sentimos miedo.

El mismo miedo que se desvaneció no mucho más tarde entre las caricias de un par de locos que no pudieron evitar dejar el rencor atrás y reírse a plena luz. El mismo miedo que los quebró en lágrimas y los separó agriamente, cuando se miraron y no pudieron encontrar en el otro la persona que querían. En el tiempo en que cada uno dio media vuelta, ya había acontecido más de lo que duró el instante más feliz, pero este último se siente y degusta como si fuera un orgasmo eterno.





Lacuna Coil
Senzafine

No hay comentarios: