jueves, enero 10, 2008

Como contar de 1 a 5

Viento Magnético Blanco
:: Limpia tu palabra, atrayendo tus propósitos ::

boomp3.com


Pasa el tiempo de una forma muy poco móvil en estos días pero tengo mucho que contar. De cinco días que fueron una montaña rusa hasta estos últimos cinco que simplemente han pasado sin pena ni gloria. Partí con mis suelas con tirantes al Quisco y allí conocí el verdadero significado de sauna. Verdadero, porque tenían uno a un costado de la piscina temperada. Recomendable absolutamente para todos los que debemos botar toxinas y demases. Figuré yo por al menos 24 hrs. sin hacer precisamente nada productivo. Entiéndase, verdaderas vacaciones.

Pero todo en un giro extraño me llevó a emigrar de la pseudo-paradisiaca vecindad donde me encontraba, para tomar mis maletas -eufemismo de mochila y morral- y el bus más próximo a Stgo. Todo hubiera sido más fácil si el taxista -mala onda- me hubiera dejado en el Terminal y no en la Oficina de Ventas, me hubiera ahorrado 6 cuadras y 15 minutos de incertidumbre.

Eso da lo mismo porque llegué de todas maneras en el bus correspondiente a la capital. Fueron más horas de incertidumbre, buscando en los mapas de Tansantiago, en el cual yo no había viajado jamás, una micro o lo que sea que me llevase a la Universidad del Desarrollo en Lo Barnechea. Todo hubiera sido más fácil si no hubiera alojado en E. Central.

La verdad es que el motivo del viaje era tomar un Taller de Técnica Vocal impartido por gente muy respetable inserta en el área y dirigido a mi sector de trabajo preferente dentro de mi -casi- profesión. Toda esta aventura involucró horas de sueño nunca recuperadas, un viaje de 1:20 hrs. el primer día y de 45 min. al segundo, buscar un mapa de Transantiago, preguntar por paraderos, preguntar dónde tenía que colocar la tarjeta Bip!, caminar, esperar, encontrarme con gente conocida de mi Universidad, MOVERME y esto lo digo con mayúscula porque no se imaginan todo el trabajo muscular de esos dos días, quedé infinitamente destruida de tanto movimiento pero les aseguro que valió la pena.

Bueno, me desvié un poco del tema, esto era un post preferencialmente autorreferente y de contenido del diario vivir, si les hablara del Quisco estaría un día entero escribiendo, si hablara de Stgo. sería como una semana. Reconozco que si cambiara algo del viaje sería el estrés que me tomó viajar sin saber dónde tenía que ir. El resto lo dejaría igual.

Mención honrosa a mi amigo P. que me alojó en su hogar y me acompañó, a las 7:30 am a la Universidad.

Mención des-honrosa al pendex de 12 años que trató de quitarme el morral mientras caminaba hacia donde estaba alojando.

5 comentarios:

gallardo dijo...

Carolina, vine a conocerte porque no estabas en mis libros, y me encuentro con una mina súper interesante.
De verdad espero que sigamos visitandonos, y que la próxima vez que vengas a Santiago me postees antes para estar atento por si necesitas ser rescatada, esa parte me encanta.
Te aseguro que conocer personas es una de mis debilidades.
Un gran saludo.

Vicky_loks dijo...

Hola Caro! al fin te posteo... uyss... creo porque andaba muy hiperkinetica todos estos días, no he parado, de un lado a otro... y ahora recien un dia fomingo me siento para leer un poco tus lineas.

Uyss que locura esa verdadera travesia, pero valio la pena. Y pensar que yo tambien estuve esos dias en stgo, quien lo diria. Bueno... que cuatico el cabro chico... a esa edad en esas andanzas, menos mal que no lo logrò.


Ya nos veremos amiga, cuidese harto, disfrute sus merecidas vacaciones.


un abrazo


Vicky

mackyantipop dijo...

uff, ya me imagino tu día santiaguino, con los miles de grados de calor encima. Pobre criatura.

tierragramas dijo...

yo necesito vacaciones, tengo que empezar por ahí. Pero, bueno, ya tengo que esperar hasta marzo. Por este año está bien...

Las aventuras de viajes, sean buenas o malas, a la larga son recordadas con una sonrisa, o con una mirada de entusiasmo... que, supongo, tuviste al escribir esto...

tal vez esté divagando. Es la hora

Alguna~* dijo...

Gallardo, sabes, a mí me pasó algo parecido cuando llegué a tu blog, desde Kyrian. Tenemos en común la debilidad por conocer gente. Un abrazo y nos estamos leyendo prontamente.

Vicky, aunque nunca leas esto porque creo que jamás lees mis respuestas xD, así es la vida del artista viajero, imagíante que fuera un Caminante del Cielo... no me verías en TODO el verano.

Mackyantipop, un gustazo tener gente nueva por acá! Sabes, no me estaría quejando tanto de no ser porque cerca de la costa el calor no se siente así, implacable. Acá te pones a la sombra y el aire es suaaaave...

Tierragramas, recuerdo una visita tuya a mi otro sitio, visita que dudo que recuerdes, pero ahora me acordé, ese nombre tuyo es bastante poco probable haberlo leído en otro sitio. Los viajes la llevan. Quizás cansan un poco, y necesites descansar del descanso, pero te aseguro que hay pocas cosas que disfruto tanto como viajar. Un gusto tenerte por acá y seguiré leyendo, o mejor dicho voyereando tus cuentos.

Saludos a todos;
Carolina.-