viernes, noviembre 16, 2007

Etcétera

boomp3.com


Sabes, olvidé un poco en qué punto se confunden el placer y el dolor, si también cuántas veces las lágrimas y los gemidos tenían un poco de ambas. Como si lo que me provoca dolor también me trae placer, y viceversa. No, yo creo que no soy la única que te lo dice. Somos muchos.

Sabes, soy víctima y victimaria y las heridas que tengo me las hice yo en conjunto con otros tantos. Es como si pudiésemos trabajar en conjunto para hacer algo improductivo. Creo que también olvidé un tanto el punto donde tengo yo la razón y donde tú me dices basta. Sabes, Silvio tenía razón cuando dijo que es tremendo estar vivo.

Entonces, sacar conclusiones quizás no me lleve a ningún lado. Mira, es ridículo porque en teoría todos debiésemos tener una opinión, no sé si ésta tiene que ver con la opción, bueno eso quién lo sabe, también...

Sabes, lo que quise ayer no lo quiero hoy pero no sé si lo querré mañana. Me dolió dejar un trozo de mí atrás hasta que me di cuenta que dejé una estela de recuerdo y quizás me llevé mi persona entera conmigo, no sé cuál de las dos opciones duele más. Como recordar caricias con añoranza pero sin tener las ansias de poseerlas de nuevo, porque esas caricias ya no son mías y lo fueron antes, lo fueron y son parte de mí. Con ello me quedo más tranquila. Son las mismas que entregué y que ahora no son suyas, pero lo fueron, ahora son de nadie.

Si tuviese que devolver cada palabra que me han dado me quedaría sin lengua. Pero es bueno el que no tenga que devolver cada caricia. Porque no puedo meter la mano en el corazón y arrancarme cada uno de los momentos que me hicieron feliz, lo siento pero no te los puedo devolver.

Y sabes, lo que se dio ya partió en cada uno de los corazones que recibieron algún gesto, palabra, caricia y lágrima.

Me perdí en lo que quería decir otra vez.

viernes, noviembre 09, 2007

NO.



A veces duele. Otras tantas te lo esperabas.

Fue hace tiempo y no recuerdo cuánto que hablé con J. y me decía que duele porque es una negación. Es tan obvio que lo pasas por alto, es tan fácil no entender porque molesta un monosílabo hasta que le tomas el verdadero peso. No se puede. No es posible. Eso tiene consecuencias. Eso te mata. Eso te hace mierda. Eso y lo otro no se hacen.

¿Me van a decir porqué, o se van a quedar en que no se puede?

La otra me dice que piense que todo es el karma y a eso lo puedo culpar. Y qué saco yo con andar culpando algo intangible por sí mismo, sólo existente en función de lo que soy y hago, de lo que sangro y respiro. A todas esas moléculas de carbono que unidas forman algo más que desecho orgánico, que no se tocan entre sí, que son absolutamente iguales pero diferenciadas. Estoy casi segura que el cosmos se ríe mientras yo lanzo piedras al aire a ver si alcanzo a golpear el karma y darle en... ¿el centro? De todas maneras NO es NO. De todas maneras su NO me lo meto en un bolsillo, de todas formas estar enferma no me garantiza morir ciega, amputada, de un ictus, maltrecha. De todas maneras los estudios se equivocan. De todas maneras no se puede creer todo lo que se lee. De todas formas, de todas las maneras existentes, por mucho que el karma te persiga tú puedes salirte de los márgenes. Lo tengo pisándome los talones, me alcanza, pero no importa. La vida continúa, y la muerte también.