jueves, octubre 11, 2007

Taller de escritura



Violeta Parra, gran folclorista chilena, no necesita palabras rebuscadas para evocar emociones complejas.

Últimamente me he estado topando con muchos blogs donde opinan sobre cómo la gente escribe, tanto en la forma como el contenido. Algunos son de la postura que debe respetarse la ortografía, la morfosintaxis -ya dejándome de rodeos digamos que todos los aspectos formales del lenguaje escrito-, otros opinan que esto de escribir, en su forma es tan libre como debería de ser el contenido -como si escribir mal fuese un análogo del fluir de la conciencia-.

La verdad es que escribir, puede no tener dirección, pero sí muchas aristas. Siempre he sido de la postura de que escribir es el análogo de hablar, literalmente; que el cuidado en cómo se escribe es más o menos parecido al cuidado en cómo se habla. Ahora, los que me conocen probablemente se reirán de una carcajada porque al hablar siempre mezclo muchos temas y tiendo a confundirme además de presentar diversas anomias al momento de evocar un término en particular, pero a lo que voy yo y para mí es el meollo de todo esto, es la forma, dejando por ahora el contenido -suponiendo que uno habla de los mismos temas de los cuales escribe, sea por Blogger, por Fotolog, por MSN, etc.-

No suelo pecar de mala ortografía gracias a mis afanes lectores de niña, aunque como escribo lento -en lápiz y papel- corto las palabras y quien lee mis cuadernos no entiende nada. En MSN hago lo mismo y mi redacción es casi igual a como hablo, imagino a mi amigo Pablo leyendo los -en ocasiones- párrafos que escribo a algunas de sus preguntas de larga respuesta, con los ojos cuadrados de leer. Por otro lado, me perturba un poco quienes escriben hay por ahí, porque hay que decirlo, confunde demasiado el discurso al cambiar términos tan parecidos pero que tienen una significancia muy distinta.

No obstante hay algo más distintivo que la ortografía al momento de decir algo por escrito y eso es la redacción. Por este lado me coloco muy personal porque tú puedes armar un discurso oral muy fluido pero al escribir se te puede caer toda la credibilidad; extraño, considerando que uno arma un discurso similar tanto por escrito como por oralidad. De ahí que la forma de escribir de la gente es distintiva y dice mucho de las personas. Denotan la seriedad o falta de ésta, cuan cortantes son, el sentido del humor, su concreción o abstracción. Su personalidad, en algunos casos. Yo sé que no soy quién para andar analizando la escritura o el discurso, mejor dicho, de la gente, pero cuando los leo no es tan difícil reconocer quién escribe por la suma de factores que están allí, que determinan ese discurso. Cuando leo muchísimos signos de exclamación de corrido me coloco nerviosa. Cuando leo a B. a veces me río y otras cuestiono, cuando leo a K. me conmuevo. Y cuando me leo a mí misma hasta me encuentro demasiado seria en ocasiones.

Moraleja: se nota cuando escribes sin filtro, se nota cuando estás triste, alegre, quieres decir algo serio. Se nota cuando tienes que decir algo y no sabes cómo. Yo sólo incito a todos a intentarlo, porque como atreverse a hablar en público -y en privado también- es la mejor forma de mejorar el discurso oral, el escribir es también una herramienta poderosa de comunicación, y se optimiza en el ejercicio.

4 comentarios:

Kurukulla dijo...

Carissima!

Esa puerta que abres, me parece bien significativa.

Todos podemos intentar escribir y entrando en ese ejercicio, adquirir conocimiento de nosotros mismos(as) y de nuestras capacidades de comunicar aquello que nos habita, ya sea como sentimiento, convicción o búsqueda.

Igual, lo que está en juego, ya sea, de forma oral o escrita, es el valor que damos a la palabra, nuestra palabra, algo que sin dudas, a veces, disminuye.

Cuidate y continua siendo sensible con este BIEN,que es la palabra, ya que es con ella,que labramos nuestro camino.

Kurukulla dijo...

Ah!

Adoré la música!

Cariños!

Caro. dijo...

Sí... definitivamente el lenguaje es un don, la capacidad de tener una ventana más abierta aún al simple hecho de "comunicarnos", como hacen los seres vivos. Yo quería un poco abordar el tema de lo visual, lo estético también si así se ve, quizás no es mi fuerte hablar en función de temas expuestos sino más bien derramar un poco de mí cada vez que digo algo.

Esa canción es excelente. No tiene nada que ver con la temática en sí pero tenía que ponerla jajaja.

Abrazos;
Carolina.-

[The_Fool] dijo...

Caray, que no es tan terrible leer los bloques de texto que te mandas por msn.

Suerte.

Ay, nos vemos.

Ahí nos vemos.

Suerte!